NUESTRO GALLO DE ABRIL VUELA A GEOGRAFÍAS INVENTADAS: AL GALLINERO DE MÓNICA GUTIÉRREZ


El Gallo estaba tardando, somos muy conscientes de ello, y no, no es porque tengamos dudas, es que nos falta tiempo, ese enemigo de las aficiones. Por desgracia, en nuestro caso, el ritmo de ocio (y esto es ocio) viene marcado por la realidad, esa en la que pisamos el suelo que, a veces, hasta se tambalea.

Ya va a hacer casi un año que inauguramos nuestra página en Facebook y nuestro Gallo del mes de Abril (que sí, que vamos <<mu retrasás>>)  Mónica Gutiérrez, fue una de las primeras lecturas conjuntas que hicimos (¿Por cierto, sabéis que las hacemos?). Salía por aquel entonces El noviembre de Kate (si no lo habéis leído, hacedlo) y, del tirón releímos, porque sí, Un hotel en ninguna parte y Cuéntame una noctalia. Disfrutamos a tope y tengo que decir que los libros gustaron a gente que nunca se había acercado al género.

Los libros de Mónica Gutiérrez, todos ellos, son un canto a la esperanza, a las segundas oportunidades, a que todo pasa y a que siempre existe un camino. En definitiva: reconfortan. En estos tiempos que corren, que una novela sea capaz de decirte adelante, es muy gratificante; que te haga pasar un buen rato y te olvides de la realidad, es mágico. Y es que eso es lo que tiñe todos los libros de Mónica: la magia de encontrarse, encontrar a otros, encontrar la vida, la magia de los jardines, de las bufandas, de las personas o de las canciones; la magia de los lugares, de esas geografías inventadas que, sin embargo, el lector puede tocar. Hemos pasado días en ese coqueto Hotel en ninguna parte, hemos paseado por la calles de Mic-Napoca escuchando noctalias  y nos hemos abrigado con la bufanda de  Kate, sorteando el temporal.

Además de contarte historias maravillosas y llenas de magia, de magia de la buena, cualquiera que la lea se da cuenta de lo cuidado de su escritura, de su fantástica narrativa. Lo libros, como todo, hay que hacerlos con amor, amor a lo que se hace y, como ella nos decía en una entrevista que le hicimos,  el amor existe y está detrás de cualquier motivación humana. Aquí os dejo el enlace de la entrevista, por si no la habéis leído. 


En definitiva, y como siempre decimos, porque es nuestro Gallo y lo damos a quien nos da la gana, por unanimidad estas dos hermanas, se lo dan ahora a Mónica Gutiérrez, que, en justicia, lo tiene desde que lo anotamos en Julio pasado, pero hasta ahora no ha podido ser. Sobran las razones, por tanto, y si tenéis la curiosidad de leerla aquellos que no hayáis cogido aún un libro suyo, nos daréis la razón.

Para conocer un poquito más de ella, aquí os dejo los enlaces de sus RRSS. Su blog es magnífico.



Sus libros, los podéis encontrar aquí:





Nos vamos con el cacareo a otra parte, por supuesto con abanico...y sí, ya sabemos quien será el próximo Gallo. 

Comentarios